LESIONES EN EL FUTBOL RECREATIVO

Mucho se habla ahora del tema de las lesiones en los futbolistas profesionales después de la para obligatoria por el Covid19, pero viene ahora el tema para los futbolistas recreativos que a nivel mundial se cuentan por millones.

Después del regreso de las ligas profesionales de fútbol, existe un tema que preocupa y las cantidades de lesionados que ha dejado estas primeras fechas en las ligas  que han regresado como la alemana, Costa Rica, y aun peor las ligas que no han iniciado competencias profesionales, pero si entrenamientos como la Liga Española e Italiana.

Es claro que muchos jugadores no entrenaron igual en casa que como si lo hicieran en los entrenamientos regulares del club.

Ahora esto en el plano profesional, donde afortunadamente cuentan con personal médico especializado e infraestructura para su recuperación.

Viene el tema del fútbol recreativo, son muchos los “futbolistas ocasionales” obligados a parar por la pandemia del Coronavirus, y siendo positivos solo hasta septiembre u octubre regresaría el fútbol amateur en las diferentes canchas de cada ciudad (a pesar de que ya se ven a veces partidos en las calles y canchas).

¿La teoría es que si se lesionan los profesionales, que se puede esperar de los amateurs? Aquí es claro que esta cuarentena ha vuelto a un estado sedentario a más de uno, por lo que se precisa desde ya mismo, retomar poco a poco la actividad física, es importantísimo los ejercicios de fortalecimiento (progresivo) de la zona muscular en especial la que se utiliza para el deporte en específico como el fútbol.

No hay nada peor que una lesión y mas si al otro día se tienen que cumplir como obligaciones en el trabajo, en un futbolista profesional le pagan por recuperarse, un amateur no, ahí es donde es clave siempre tener una afiliación a una EPS, o en ultimas si se tiene atención por el régimen subsidiado o más conocido como Sisbén, siempre es importante saber que se cuenta con esa atención, Mas información >>>

Las lesiones más frecuentes

Las lesiones mas comunes en el futbol son como es obvio en la parte inferior del cuerpo en las piernas, tobillo, pie, una de las más comunes es el esguince de tobillo se produce cuando el tobillo gira o dobla de forma NO natural, si el impacto es muy fuerte puede producirse hasta rupturas o fracturas. Se puede ir de grado 1 a 3, por lo general el grado 3 requiere de inmovilización y operación, el promedio de recuperación depende de la gravedad y podría ir desde 20 a 90 días.

Los meniscos son los amortiguadores de las cargas que recibe la rodilla, la sobrecarga (por sobrepeso) y los giros durante el partido los pueden romper ocasionando inflamación y roturas y en casos fuertes impidiendo la movilidad.

Los ligamentos están en la articulación de la rodilla, y se llaman cruzados porque forman una equis en la rodilla, se escucha mucho la lesión de rotura o desgarro de ligamentos cruzados, y sucede cuando se hace un mal movimiento en el campo de juego, en la que el pie queda fijo y la rodilla gira hacia alguno de los lados, se puede afectar el posterior o el anterior siendo este ultimo es mas complicado para su recuperación. Por lo general dependiendo del impacto se requiere de intervención quirúrgica.

Otras dos lesiones que no son tan comunes pero se presentan son la fascitis plantar y la pubalgia, la primera se ha acrecentado por la proliferación de canchas sintéticas que son construidas con lo mínimo y no brindan el soporte adecuado, se juega prácticamente en un plancha de concreto con un tapete que simula el pasto, y da “pie” para que se dé la Fascitis plantar que es la sobrecarga e inflamación de la planta del pie, generando un molesto dolor que con descanso y estiramientos adecuados desaparece.

En el tema de Pubalgia es un trastorno inflamatorio y muy doloroso que afecta la ingle y la zona púbica, en los jugadores profesionales se da por cambios súbitos de dirección, en el futbolista amateur se da mas que todo por no estirar adecuadamente antes de la practica deportiva. La recuperación es con para total durante aproximadamente 30 días acompañado de medicación debido a que es incluso difícil caminar. Después ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la zona y listo a seguir jugando, pero siempre con las precauciones de realizar un buen estiramiento y calentamiento, nada mas malo que llegar tarde a jugar y por el afán ingresar al terreno de juego así no más.

Opiniones

comentarios